A partir del 25 de mayo de 2018, nuevo reglamento europeo en LPD

El proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos aprobado Por el Consejo de Ministros, la semana pasada, a petición del Ministro de Justicia, busca la unificación de la Regulación de Datos de la Unión Europea UE 2016/679. En España esta medida ha supuesto la elaboración de una nueva ley de Protección de datos, que se aplicará a partir del 25 de mayo del año próximo. El objetivo de esta ley es introducir cambios para mejorar la protección del ciudadano frente al uso de sus datos, un derecho fundamental avalado por el artículo 18.4 de la Constitución.

El desarrollo de esta nueva ley se ajusta a la normativa europea, incluyendo mejoras y cambios, respecto a la antigua normativa. La razón de esta modificación, es principalmente la unificación del marco legal en los países miembros y la adaptabilidad a la evolución de las nuevas tecnologías.

Las principales modificaciones son:

  • El adelanto de la edad de consentimiento para el tratamiento de los datos a los 13 años, en consonancia con la normativa de los países de miembros. Se tomará en cuenta el tratamiento de los datos de personas fallecidas en base a la solicitud de sus herederos, con la desaparición del consentimiento tácito, para ser sustituida por una acción afirmativa por parte del afectado, recogiéndose el deber de confidencialidad.

 

  • Otra novedad es la potenciación de la figura del delegado de protección de datos, una persona física o jurídica, previamente notificada a la autoridad competente, que servirá de intermediario entre la AEPD y el interesado. Este organismo se establece como autoridad administrativa con independencia de cualquier organismo público, relacionándose con el gobierno a través del ministerio de justicia.

 

  • Esta ley contempla los derechos de acceso, modificación y supresión de los datos, el derecho a la limitación del tratamiento de la información, como la portabilidad y oposición. Además queda prohibido el almacenamiento de datos de especial protección como: afiliación política, orientación sexual, religión, raza o etnia y creencias.

 

  • La nueva ley incluye mecanismos de autorregulación en el ámbito privado y público. Además incluye por primera vez la obligación de bloqueo, para que los datos queden en manos de un tribunal o cualquier autoridad que lo solicite, y así poder exigir responsabilidades legales en caso de un uso indebido de la información.

 

Para más información:

 

Fuentes:
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/11/10/legal/1510322110_839130.html

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*