¿Me conviene contratar una ampliación del seguro a todo riesgo que cubra las averías del vehículo?

El seguro a todo riesgo de nuestro vehículo cubre los siniestros, pero no cubre las averías ocasionales del mismo. Por norma general los conductores aseguran su coche contra eventualidades poco frecuentes, pero no para cubrir las averías fortuitas. En España el 90% de las intervenciones de grúas corresponden a este tipo de incidentes.

Menos de media docena las compañías que ofrecen este tipo de coberturas en nuestro país, mientras que el resto de las grandes compañías, sólo ofrecen este tipo de coberturas a concesionarios o empresas de venta de vehículos de ocasión.

El problema empieza en el momento en el que acaban las garantías de compra de un coche nuevo o de ocasión. El conductor pasa a estar totalmente desprotegido ante cualquier avería, viéndose obligado a desembolsar grandes cantidades de dinero por las reparaciones. Según Jose Luis Gata, director de mercado de posventa de la empresa de gestión de plataformas digitales para el sector de automoción Solera Motor, “la razón de que estas pólizas no se hayan generalizado es que los conductores no quieren pagar más por el seguro de su coche”.

Lo bueno de este tipo de seguro complementario al seguro a todo riesgo, son las coberturas:

  • Mutua Madrileña incluye la reparación o sustitución de piezas, indemnización por el valor venal en el momento de la avería para siniestros totales y las averías en la caja de cambios (manual y automática), la bomba inyectora, el bloque del motor (pistones, cigüeñal, bomba de aceite, culata) y en el módulo electrónico principal (control del motor). En esta compañía, esta cobertura es un complemento del seguro a todo riesgo, del todo riesgo con franquicia y del terceros plus (ampliado).
  • El RACE, ofrece estas pólizas a los particulares desde hace prácticamente un año: que el coche cuente con una certificación (un análisis o revisión del estado del automóvil), que facilita la propia compañía y que ronda los 100€. Los precios de esta póliza varían en función de los años, la potencia y el kilometraje del coche. En 2018, la garantía para los particulares (no socios del club) será de 150€ anuales (120€  para los socios). La cuota mensual sería de 7,72€ con el mejor resultado obtenido en la certificación, en los coches de menos de tres años con hasta 1.600 cc de potencia y menos de 100.000 kilómetros.

El mejor momento para la contratación de este tipo de póliza es aquel en el que ha vencido la garantía del vehículo. Y en caso de que comprar un coche de segunda mano, también es a considerar, ya que estará cubierto ante posibles averías.

 

Fuente: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/11/13/companias/1510580075_723268.html

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*