La creciente popularidad de los drones ha dado paso a un nuevo mercado para los seguros

Parece que no fue hace mucho tiempo cuando los drones eran utilizados exclusivamente como herramientas militares para combatir en la guerra en Siria, sin embargo, aunque su uso sigue siendo principalmente militar, es que cada vez es más popular el uso de estos dispositivos a nivel comercial y profesional.

El uso cotidiano de los drones ha abierto un nuevo mercado para los seguros y es que estos pequeños aviones no tripulados vienen de la mano de multitud de posibilidades de riesgo desde daños a terceros hasta invasión de privacidad.

Teniendo en cuenta esto, algunas compañí­as aseguradoras han empezado a ofrecer seguros para estas nuevas tecnologí­as que se están comenzando a utilizar en todo tipo de actividades, agricultura, inspección en lugares de difí­cil acceso, logí­stica e incluso para gestión de demandas dentro del sector asegurador. Y es que los drones  supondrán un crecimiento de más de 4.8 millones de dólares para 2021 según la empresa Radiant Insights.

El futuro del seguro para drones

Mucha de las compañí­as que ofrecen un seguro para drones está vendiendo su producto a través de Internet. Según el informe de Asurrex Global este tipo de estrategia se utiliza ya que se trata de un producto completamente autónomo que no necesita de un servicio complejo. Por otra parte, las compañí­as  preocupadas por ofrecer la mejor experiencia a sus clientes, han invertido en educación sobre el uso de estos dispositivos y han incluido dicha educación dentro de su oferta para que los clientes comprendan lo necesario que puede llegar a ser un seguro para drones.

El negocio del seguro para drones aún está en crecimiento y se están explorando muchas posibilidades de negocio. La creación de seguros mucho más personalizados según el tipo de uso es una de las tendencias que se están explorando, según afirman en Asurrex Global. También se está considerando la posibilidad de establecer un seguro en el caso de que el cliente sobrepase los lí­mites de la privacidad.

Aunque el negocio de los seguros de drones parece muy  rentable debido a su creciente demanda y su uso cada vez más arraigado en diferentes sectores, a las aseguradoras les preocupa principalmente la elevada siniestralidad del uso de estos dispositivos a nivel comercial ya que los daños pueden llegar a exceder la cantidad asegurada. Este es uno de los grandes retos y según el boletí­n de SCOR GLOBAL P&C las empresas aseguradoras toma en consideración factores como: proximidad del avión a personas, intenciones de uso, peso y confiabilidad del dron y la experiencia del piloto u operario a la hora de calcular la prima para así­ evitar grandes pérdidas.

Fuente: Boletí­n SCOR GLOBAL P&C e Informe Asurrex Global

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *