Inteligencia Artificial

LEMONADE: «Somos una compañí­a de tecnologí­a que hace seguros»

Lemonade es una aseguradora con sede en Nueva York definida como «la compañí­a que hace los seguros más fáciles«. Esta aplicación apela a la generación digital y ha causado un gran furor: en los 100 primeros dí­as de su entrada al mercado, se contrataron más de 2.000 pólizas.

¿Por qué es especial?

Su triunfo se debe a que sus creadores (Daniel Schreiber y Shai Wininger) conocí­an la falta de honestidad de muchos clientes hacia sus aseguradoras. Es por ello por lo que decidieron crear una aseguradora que tomase un 20% de las primas como tarifa y recompensar a los clientes que menos reclamaciones hagan dando una parte del ingreso no utilizado a una organización de caridad elegida.

Su intención es conseguir que sus clientes sepan que están contribuyendo a ayudar a los más necesitados y además, mediante su estrategia, reducir el número de fraudes a un nivel prácticamente inexistente.

Esto genera un foco sobre ellos. Lemonade innova en todos los sentidos:  en vez de evaluadores de riesgos usa algoritmos, y en vez de costosos agentes y vendedores usa bots conversacionales. Incluso usa la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquinas para manejar las reclamaciones, una tarea tí­picamente vista como necesitada del toque humano.

¿Las aseguradoras deberí­an tener miedo a Lemonade? su continua originalidad e innovación es escalofriante. Se acerca con pasos de gigante.

El tema que actualmente está en boca de todos es «el miedo que inunda a las aseguradoras«. No es el miedo a los huracanes o a los tifones sino el miedo a los genios de la tecnologí­a.

¿Por qué a los genios de la tecnologí­a?

Toda empresa puede tener fallos, ineficiencia, deslices… Pero la cuestión es que dichos «errores» pueden resultar una oportunidad para las empresas tecnológicas emergentes. Las compañí­as de seguros tradicionales deben mantenerse al dí­a de las últimas tendencias si quieren subsistir. Los clientes actuales, son personas familiarizadas con internet por lo que la oferta perfecta será lo relacionado con ello. La clave está en ofrecer el mayor número de facilidades a la hora de contratar o gestionar (en este caso) su póliza, sobre todo a través del smartphone.

Fuentes:
https://www.lanacion.com.py/the-economist/2017/03/14/lemonade-un-dulce-nuevo-enfoque-hacia-los-seguros/
http://bit.ly/2Em6UYv

¿Son la Inteligencia Artificial y la Robotización el futuro del sector asegurador?

La digitalización y la automatización del sector asegurador ya es un hecho gracias al concepto «Insurtech«. Muchas de las compañí­as pertenecientes a este campo (y de otros muchos) se están dando cuenta de los beneficios que podrí­a aportarle la digitalización. Es decir, son conscientes de que necesitan una transformación digital casi inmediata. Por lo que recurrir a la inteligencia artificial y robotización puede ser una solución.

Tanto la inteligencia Artificial como la Robotización aún son unos apartados donde falta mucho por explorar. A pesar de ello, en la pasada edición de Insurance Revolution 2017 pudimos charlar con dos expertos en el tema: Antoni Munai (IA & Machine Learning Technologies Solutions de GFT) y Eduardo Manzanos (Mobility & APIs Solutions Manager de DOMINION).

En un primer lugar, con respecto a la Inteligencia Artificial, el entrevistado Antoni Munai explica que el sector asegurador cambiará en base a dos aspectos fundamentales:

  • «Primero: Al aumentar la proximidad hacia el cliente. Son tecnologí­as que reducen la distancia entre el cliente y el sistema, por ello la interacción será más cercana y más completa. Además, la IA fomentará la «hiperpersonalización«. Se podrá conocer mejor a nuestros clientes y podremos satisfacer sus deseos y necesidades de una forma más completa».
  • «Segundo: Se producirá una agilización de los procesos del sector. Esto ayudará a descubrir patrones potencialmente peligrosos, que están enterrados en todos los expedientes. Podrá detectar de forma automática y aumentar la eficiencia interna de las empresas aseguradoras«.

En segundo lugar, con respecto a la Robotización, Eduardo Manzanos explica que «todos los sectores se resisten al cambio» pero la cuestión es que hay que adaptarse. El entrevistado explica que para lograr el buen funcionamiento de la compañí­a en el cambio que está sufriendo el sector «hay que abordar al cliente de otra manera.  Hay que conseguir que el cliente de un paso más a confiar en nosotros». Para ello se ha de «encontrar el equilibrio entre robotizar nuestros procesos de negocio y mejorar ese core asegurador e ir modernizándolo».

Finalmente, ambos aspectos tomarán un papel relevante en un futuro muy cercano. Solamente hay que adecuarse a los cambios que las nuevas tecnologí­as propicien.

La conclusión es que algo está cambiando y es para mejor.

Fuentes:
https://youtu.be/Pi1B0EgxZDg
http://legaliboopro.com/afectara-la-inteligencia-artificial-los-seguros/
https://youtu.be/Pi1B0EgxZDg

La IA más avanzada del mundo es española y se la conoce como «Súper Rita»

«Rita» es un súper ordenador que destaca por su sofisticación, la amplitud de su base de datos y su capacidad de computación. No es una herramienta como las que estamos acostumbrados a ver, no ha sido desarrollada por ninguno de los grandes tecnológicos como Facebook o Google. Esta máquina decide a quien investigar y por qué, busca incongruencias en nuestra información online para actuar. La Agencia Tributaria presume de sistema recibiendo delegaciones de Europa, Latinoamérica y Asia interesados en esta tecnologí­a

Este sistema almacena todos nuestros datos: cuentas bancarias, depósitos, acciones, inversiones, etc. También conoce todos los datos a cerca de nuestros impuestos, sanciones o recargos. Toda esta información la cruza y verifica en cuestión de segundos, analizando si el contribuyente se comporta como debe respecto a sus obligaciones fiscales.

Es el momento en el que «Rita» analiza los datos, cuando el espí­a pone en funcionamiento la IA. Los algoritmos del sistema cada vez son más precisos, aprenden los comportamientos de los contribuyentes, buscan cualquier cambio de comportamiento, para clasificar la información en tres niveles: datos negros (información de las rentas de empresas), datos azules (datos que el programa recibe de organismos oficiales u otras fuentes como ayudas, descuentos fiscales o planes de ayuda para la adquisición de un vehí­culo) y por ultimo datos rojos (los que suponen una mayor limitación a la hora de adquirirlos, debido a que es el contribuyente quien los declara).

Una vez administrada la información, se pone en marcha el sistema: peina los datos  de arriba abajo buscando incongruencias, falta o exceso de movimientos bancarios… Nuestro dí­a a dí­a. En caso de encontrar algún elemento que no cuadre, el sistema emite una orden de impresión, para que se enví­e una carta certificada solicitando aclaración sobre las incidencias encontradas por el sistema. En caso de no recibir la Agencia Tributaria una respuesta por parte del contribuyente, «Rita» calcula el importe que se ha defraudado y pasa a cobrarlo directamente a través de un embargo en la cuenta bancaria.

El programa, también cruza información de las Redes Sociales, busca viajes que hayamos hecho, contrastándolo con los movimientos bancarios, para cerciorarse que está todo en regla.

Es por esto que debemos ser prudentes con la información que facilitamos a Hacienda, ya que las próximas ampliaciones del sistema podrí­an detectar la menor de las incongruencias en el dí­a a dí­a de cualquier contribuyente.

La fidelización del cliente en manos de la IA

Casi la mitad de las actividades profesionales actuales podrí­an ser automatizadas en 2055 debido a los avances en robótica y automatización, tal y como afirma el Instituto McKingsley Global.

La aplicación de la IA podrí­a aumentar el ritmo del servicio humano, aportando valor a la experiencia del cliente, con su habilidad de reaccionar instantáneamente mediante la recopilación de datos en tiempo real. Su mayor velocidad de análisis y procesamiento de datos, aporta potencial para la creación de futuras interacciones con clientes, tratando de evitar el descontento de los clientes por las comunicaciones con mensajes automatizados.

Según Raquel Aznar, Directora Comercial y de Marketing en Affinion: «para las empresas, el atractivo de la IA, la robótica y los chatbots, radica en la eficiencia operativa y el ahorro de costes, así­ como en la gestión de interacciones importantes para los clientes». La tecnologí­a IA beneficia a clientes y empresas por igual, reduciendo costes para unas y agilizando los procesos para otros.

Una de las herramientas que se busca implementar en la IA es la Inteligencia emocional, para conectar de forma más profunda con el cliente. El valor añadido de la atención al cliente por parte de operadores humanos, es la capacidad de captar y adaptarse al estado emocional del cliente. La pregunta ahora es: ¿podrán llegar los chatbots a entender la complejidad de la conducta humana?

Un laboratorio en china está intentando romper esa barrera, tratando de crear respuestas reales e incorporando emociones. Este avance supone un gran paso en la evolución de los chatbots. Si estos pueden volverse más humanos, la relación del cliente con la empresa al enfrentar problemas de servicio o dudas, puede suponer el punto principal en la fidelización del cliente.

Según un sondeo global realizado por Retale, » el 86% de los millennials asegura que las marcas deberí­an usar los chatbots para promover acuerdos, productos y servicios, y casi el 58%  de los encuestados que ha interactuado con un chatbot afirma que la experiencia fue realmente positiva«. El objetivo de las empresas con servicio de atención al cliente, deberán ser capaces de ofrecer soluciones que satisfagan al cliente actual y al futuro.

Es esta tecnologí­a la que hará que el cliente se sienta más cómodo con la empresa. Que el producto o servicio que contrata tenga una a atención más satisfactoria, efectiva y rápida y que pueda solucionar cualquier problema de forma inmediata y eficaz.

Son esos detalles los que mantienen al cliente fidelizado.

Las oportunidades del Machine Learning llegan a Insurance Revolution

Sistemas predictivos más precisos que mejorarán la detección de fraude y el conocimiento sobre el usuario, son la gran ventaja de este nuevo sistema

El Big Data y los nuevos sistemas analí­ticos han permitido a las aseguradoras mejorar el modelo predictivo en el que se basan para ofrecer seguros personalizados con primas más precisas. Sin embargo, son la Inteligencia Artificial y el Machine Learning las tecnologí­as que mejoran exponencialmente el modelo predictivo de los seguros.
El Machine Learning se ha convertido en una herramienta esencial para los seguros. Esta tecnologí­a permite a las empresas entender mejor el riesgo, las reclamaciones y las demandas de los usuarios. Haciendo uso del Big Data, establece relaciones entre datos que en un comienzo no presentan ninguna relación directa.
Los modelos predictivos basados en el machine learning toman en consideración todo tipo de datos como D.N.I, notas, diarios, facturas médicas, datos sociales, lugar de trabajo, lugar del accidente, relación entre las partes, la secuencia de los eventos, el dí­a de la reclamación , dí­a del accidente, etc. Con este sistema los seguros pueden analizar grandes cantidades de datos que van más allá de la documentación estándar para así­ crear seguros más personalizados, conocer el precio del riesgo y de las pérdidas y evitar el fraude.
El machine learning es una tecnologí­a que aporta enormes ventajas al sector y es por ello que en Insurance Revolution se discutirán en un Industry View moderado por César Morcillo, Gerente Propuesta Valor, Calidad, Procesos e Interlocución en ZURICH dentro de la sesión de SEGURO HIPERCONECTADO.
No te pierdas la oportunidad de conocer qué aporta el Machine Learning para el sector asegurador en Insurance Revolution el próximo 24 de octubre en Madrid

Scroll to top